Saltar al contenido
DeFresa.es

Beneficios de las fresas en el embarazo

La alimentación saludable durante el embarazo es completamente esencial. Y cuando se habla de alimentos saludables, lo primero que se nos viene a la mente sin lugar a dudas son las frutas. Las fresas se posicionan como una de las frutas más exquisitas, gracias a su sabor agridulce y su aroma picante. Pero, ¿Qué tan buenas son para las mujeres embarazadas? Pues todo esto y más conocerás en este articulo, ya que te vamos a mostrar los beneficios de las fresas en el embarazo.

Los principales beneficios de las fresas en el embarazo

Durante el embarazo es importante que se consuma una buena dosis de nutrientes al día, y las fresas son esa fruta que pueden ayudarte a cumplir con este requerimiento. Aquí te mostramos los principales beneficios de las fresas en el embarazo.

Acido fólico natural

Investigaciones señalan que una dosis de 400 mcg de acido fólico puede disminuir hasta un 50% el riesgo de defectos de nacimiento. Naturalmente, las fresas contienen este nutriente y ayudan a cumplir con este requerimiento de forma natural.

Ricas en Vitamina C

En muchas ocasiones es común que algunas mujeres sufran de una disminución en la producción de glóbulos rojos el cuerpo, lo cual puede incrementar el riesgo de anemia. El consumo de ciertos alimentos ricos en vitamina C, en el que están incluidas las fresas, ayudan a una optima absorción de hierro para producir más glóbulos rojos.

Minerales necesarios

EL buen contenido de vitamina C que contienen las fresas, así como el de otros minerales, son de mucho ayuda para que las mujeres embarazadas puedan mantener su inmunidad, lo cual deja como resultado la prevención de posibles enfermedades.

Excelente contenido de potasio

Durante el embarazo, la mujer debe consumir aproximadamente 4700 mg de potasio. Este nutriente se encuentra presenta de forma natural en las fresas y puede ser de mucha ayuda para mantener la presión arterial en el nivel adecuado, asiste en el control muscular, regula los electrolitos y mantiene en perfecto estado la función nerviosa.

Otras virtudes

Además de los beneficios de las fresas en el embarazo que te hemos comentado, esta fruta destaca por contar con nutrientes esenciales como la fibra y la vitamina B6. Esto quiere decir que el consumo rutinario de fresas puede ayudar en la regulación del crecimiento corporal, hormonal y en la indigestión.

dieta de fresas en el embarazo

¿Cómo podemos incluir las fresas en la dieta del embarazo?

Ahora que ya conoces los beneficios de las fresas en el embarazo, es importante que conozcas algunas de las formas en la que puedes incluir esta deliciosa fruta en tu dieta. Presta atención a estas breves recetas que te mostramos a continuación:

Mermelada, jalea o jarabe

Como sucede con muchas frutas, la fresa ofrece una gran variedad con respecto a su ingesta, es por ello que puedes incluirlas en tu dieta del embarazo en jarabes, mermeladas o jaleas. Para ello es importante que estas estén frescas. Ten en cuenta que estos platillos van muy buenos con pan, magdalenas o panqueques.

Ensalada

Tanto las fresas frescas o secas, pueden ir muy bien en un tazón con algunos trozos de maíz o incluso en una ensalada de frutas. Esto te puede servir de mucha utilidad como una merienda muy nutritiva y a la misma vez sabrosa.

Como complemento para el yogur natural

Si usted es de las mujeres que les encanta el yogur natural, puedes incluir pedazos de fresas al mismo para usarlo como complemento. De esta manera, podrás disfrutar de todos los nutrientes de esta fruta y a la misma vez de un buen yogur natural.

Batido

Otra de las maneras de incluir a la fresa a tu dieta es por medio de un batido. Y es que puedas usarlo como bebida para acompañar tus comidas o simplemente como una especie de merienda para saciar un poco el hambre entre otras.

fresas y embarazo

Tips para la elección y almacenamiento de fresas

Ya te hemos mostramos los principales beneficios de las fresas en el embarazo y las formas en que puedes incluirlas en tu dieta. Ahora bien, es momento de que sepas como hacer la mejor elección al momento de comprarlas y como almacenarlas en casa.

El tamaño no importa

Debes tener en cuenta que el tamaño no será un factor al cual tengas que prestarle mucha atención al momento de comprar fresas. Simplemente debes concentrarte en aquellas robustas y que tengan colores brillantes.

Fíjate en las bayas

Antes de elegir la cantidad de fresas, debes revisar la parte superior de las bayas de cada una, pues están tiene que ser verdes y deben tener un aspecto saludable.

Evita las que tenga moho en las bayas

Este consejo va muy de la mano con el otro, y es que al momento de revisar las bayas debes percatarte que estas no tengan moho. Esto es debido a que las fresas que tienen moho en sus vayas están mas propensas a pudrirse en un periodo corto.

La forma no tiene relevancia

De la misma forma como sucede con el tamaño, la forma no tiene importancia alguna. Debes tener en cuenta que la forma de cada fresa simplemente es única. Así que si vez una fresa con una forma extraña no te preocupes, eso no será un indicativo negativo.

Usa un recipiente y guárdalas en el refrigerador

Al momento de almacenar las fresas, debes colocarlas en un recipiente y guardarlas en el refrigerador. Es importante destacar que este tipo de frutas no dura mucho, así que lo recomendable es comerlas lo antes posible.