Saltar al contenido
DeFresa.es

Mascarilla de fresa para la piel

La mascarilla de fresa proporciona muchos beneficios a nuestra piel. Esta refrescante fruta funciona como una especie de rejuvenecedor natural, esto principalmente gracias a sus vitaminas y antioxidantes que, cuando se combina con componentes como el aceite de oliva o miel de abeja, resulta un exfoliante ideal para la piel. El día de hoy queremos mostrarte las virtudes que ofrece una mascarilla de fresa para la piel, así como algunas recetas para que hagas en casa.

Beneficios de lamascarilla de fresa para la piel

La fresa es una fruta que no solo se destaca por brindar grandes beneficios a la salud de nuestro organismo, sino que también puede ser muy útil para tener una piel sana, ¿Quieres conocer los beneficios de la mascarilla de fresa para la piel? Entonces debes prestar atención a las siguientes líneas.

mascarilla de fresa en piel

Mantiene una piel sana

Gracias a que este exquisito fruto de verano contiene altos niveles de vitamina E y antioxidantes, es ideal para mantener una piel mucho más sana, con un brillo natural singular y sin impurezas. Esto es posible también, dado a que las fresas poseen antioxidantes que mantienen protegidas las células de los radicales libres, con tan solo aplicar 3 veces por semana una mascarilla de fresa sobre la piel estarás protegiéndola de forma natural.

Aminoran las orejas

Por otra parte, es importante destacar que la fresa es una fruta que posee propiedades antiinflamatorias, esto es muy beneficioso para atenuar las ojeras o bolsas alrededor de los ojos. Para lograrlo simplemente se tienen que colocar rodajas de fresas frescas en el área por al menos 10 minutos.

Tonifican el rostro

Una mascarilla de fresa para la piel es un gran tratamiento para tonificar, esta previene la temprana salida de arrugas. Esto es posible dado a que las fresas pueden funcionar como un excelente exfoliante natural que acaba con las células muertas y que a la misma vez hidrata el rostro.

Estimula el blanqueamiento de la piel

Otro punto a destacar del uso de la fresa como mascarilla, es que gracias al acido salicílico con el que cuenta esta fruta se puede conseguir una importante estimulación del blanqueamiento de la piel o la recuperación del tono natural. Además, también puede acabar con las manchas. Para ello, se debe untar una pasta hecha con fresas en el rostro dos veces por semanas, incluyendo un poco de aceite de oliva y unas gotas de de jugo de lima.

Ayuda a disminuir los brotes de espinillas y acné

Para culminar, queremos hacer mención de las grandes virtudes que proporciona este tónico natural para disminuir los brotes de acné y las espinillas. Para conseguir dichos resultados debes aplicar un poco de pasta de fresas en las zonas más afectadas dos veces por semana por al menos 10 minutos, para luego retirar la mascarilla con agua tibia. Además, también cabe resaltar que una mascarilla hecha con fresas protege la piel de los rayos ultra violetas.

Recetas para hacer mascarillas de fresas para la piel

recetas de mascarillas

Ahora que ya conoces el gran número de beneficios que puede proporcionar una mascarilla de fresa para la piel, queremos mostrarte un par de recetas que puedas hacer fácilmente desde tu casa, para que de esta forma puedas mantener tu rostro completamente sano y libre de imperfecciones.

Mascarilla hecha con fresa y miel de abejas

La primera receta que te vamos a traer es de una mascarilla natural y casera, muy fácil de preparar y que te va a ser de mucha utilidad para combatir las señales del acné en el rostro, acabar con la grasa, eliminar las marcas de expresión y conseguir una exfoliación adecuada. Pero, antes de nada, queremos que conozcas los ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel de abeja (tiene que ser 100% natural).
  • 5 fresas frescas (dependiendo del tamaño pueden ser 4 o 6).

mascarilla fresas y miel

Preparación

  1. Lo primero que debes hacer es tomar las fresas frescas y formas una pasta con ellas. Ten en cuenta que dicha pasta tiene que ser solida.
  2. Ahora debes añadir la miel de abeja a la pasta.
  3. Mezcla un poco la pasta con la miel y luego aplícala en tu rostro por un periodo entre 15 o 20 minutos.
  4. Luego que hayan pasado los minutos, retira la mascarilla usando agua fría o con pedazos de hielo en un pañuelo.
  5. Repite este proceso por unos 3 meses, aplicando la mascarilla por 2 o 3 veces por semana.

Mascarilla hecha con fresas y aceite de oliva

La receta que te traemos a continuación se trata de una mascarilla de fresa para la piel que tiene como complemento el aceite de oliva. Con ella podrás gozar de una piel más rejuvenecida, lozana y natural. Además, el aceite de olivita la va a otorgar a tu rostro mayor limpieza, firmeza y frescura. Como hicimos con la receta anterior, queremos que primo conozcas los ingredientes que vas a necesitar:

  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 1 limón para zumo.
  • 5 fresas frescas.
  • Media cucharada de azúcar.

Preparación

  1. Lo primero que debes hacer es formar una pasta con las fresas frescas (tiene que ser solida).
  2. Haz un poco de zumo con el limón y luego añádelo a la pasta junto con el azúcar.
  3. Mezcla todo hasta que se consiga una firme consistencia.
  4. Una vez lista la mascarilla, aplícala sobre tu rostro por 30 minutos.
  5. Realiza el tratamiento 4 veces por semana por un plazo de 3 meses.